domingo, 4 de julio de 2010

Novedades

Antes de empezar tenemos que pediros perdón por tener tan abandonado el blog. Este último mes hemos estado bastante liados y no hemos podido sacar tiempo para sentarnos a actualizar.


El tema del estuche avanza aunque a cámara lenta. Hemos encontrado una pequeña imprenta que nos va a hacer las cajas. No es la típica caja de conserva, en cuanto tengamos la primera prueba os la enseñaremos para que nos deis vuestra opinión. María Seoane, la creadora de nuestro logo, está echándonos una mano en el proceso de diseño del estuche. Parece fácil pero hay que darle muchas vueltas para poner toda la información que tiene que llevar por ley y al mismo tiempo que quede bonita.


Otra de las noticias que tenemos para contaros es que estamos barajando la posibilidad de comercializar otras conservas: ventresca, sardinilla, mejillones...eso sí, de primerísima calidad, unas conservas ricas, ricas!!!


Qué os parece la idea? Soléis consumir conservas? A mi, personalmente me parece algo muy cómodo. Suelo tener unas cuantas latitas en la despensa, de las que echamos mano ante visitas inesperadas.


Seguiremos informando! Muchas gracias por estar pendientes de nosotros.

5 comentarios:

Caldebarcos dijo...

Os veo empresarios de verdad. Cuando seais famosos y muy ricos, diré yo los vi nacer!!!! Jeje
Ánimo que todo saldrá bien, yo también soy de las que tengo conservas siempre.
BIquiños y adelante

Artemar dijo...

Muchas gracias Caldebarcos!! Y lo podrás decir con toda la razón, jejeje!!!

Dentro de nada empezará la parte más difícil, VENDERLAS!!!!!!!!!! A ver qué tal se nos da...

Bicos

Roi dijo...

Boas,
conservas sempre fundamentais, en casa de estudantes, para visitas, para levar a praia. Vaia que tamén eu teño conservas na despensa.
Ánimo e adiante :-)

Artemar dijo...

Moitas gracias Roi! Sempre pendente de nos.

Os ánimos agradécense moito.

Bicos

Bego dijo...

Siempre hay que tener a mano unas latitas. Viene una visita y no les vas a ofrecer una cervecita sin algo que picar. Unos mejillones o unos montaditos de ventresca con piquillo te sacan de un apuro.